Buscar

Tulipan, la flor de Holanda


El origen del tulipán

El origen de la palabra tulipán proviene del turco “tülblend” y a la vez de la palabra persa “dulband” y de hecho ambos términos hacen referencia a lo mismo, un turbante. Dicen que es por la similitud de la flor cuando está cerrada con esta prenda de ropa.


Como con casi todas las flores, existen diversas leyendas y fábulas que explican su origen y en esta nota elegimos una leyenda turca.


“Los Jardines Turcos”.


Según la leyenda, en Turquía se cultivaban tulipanes a escondidas, protegiéndolos incluso con sus mejores guerreros y castigando severamente el robo de éstos. Dicen que incluso los enemigos llamaban al ejército turco como “el campo de tulipanes “, por la gran cantidad de turbantes que se movían al unísono cuando sus tropas se acercaban.

Aunque Turquía trabajó muy duro para mantener sus tulipanes en secreto, con la caída de Constantinopla, Occidente finalmente los descubrió y se animó a arriesgar sus vidas para conseguir robarlos.


Consta en el año 1600 aproximadamente, cuando se introdujo el tulipán en los países bajos y donde se inició una locura por conseguir los ejemplares más extraños y poco comunes.


Actualmente, todo el mundo asocia a Holanda cuando hablamos de tulipanes y es que es su flor nacional, mundialmente reconocida. Como ya debes haber visto en centenares de imágenes, a mediados de abril y hasta finales de mayo, Holanda se llena de tulipanes, llenando de color grandes llanos que invitan a soñar despierto.


¿Qué es lo que determina el color del Tulipán?


El hecho de que un Tulipán sea de uno o de otro color es la composición y la proporción de diferentes pigmentos.


Por ejemplo, si contiene solo carotenoides y cianidina, la flor será amarilla; la que es púrpura contiene una combinación de cianidina y delfinidina; la flor blanca casi no tiene ningún tipo de pigmento.

0 vistas